La OMS pide actuar para reducir la tasa mundial de 800.000 suicidios al año

Más de 800.000 personas se suicidan en el mundo cada año – alrededor de una persona cada 40 segundos – y muchos recurren a envenenamiento, ahorcamiento o disparos para acabar con sus vidas, dijo el jueves la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En su primer informe global sobre prevención del suicidio, la agencia de salud de las Naciones Unidas dijo que alrededor del 75 por ciento de los suicidios se dan entre gente de países pobres o con ingresos medios y pidió que se haga más para reducir el acceso a los métodos más comunes de suicidio.

El informe halló que los suicidios ocurren en todo el mundo a casi cualquier edad. Globalmente, las tasas de suicido son mayores en la gente de más de 70 años, pero en algunos países las tasas más altas se dan entre los jóvenes.

En el grupo de edad de 15 a 29 años, el suicidio es la segunda mayor causa de muerte a nivel mundial.

La directora general de la OMS, Margaret Chan, dijo que el informe era una «llamada a la acción para afrontar un gran problema de salud pública que ha sido un tabú durante demasiado tiempo».

El envenenamiento con pesticidas, el ahorcamiento y las armas de fuego están entre los métodos más comunes de suicidios a nivel mundial, dijo el informe, y las evidencias desde Australia, Canadá, Japón, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Europa muestran que restringir el acceso a esos medios puede ayudar a impedir que la gente se quite la vida.

Los gobiernos también deberían establecer planes nacionales de prevención, dijo el informe, que destacó que actualmente sólo se conocen 28 países con ese tipo de estrategias.

El informe halló que en general, más hombres que mujeres mueren por suicidios. En los países más ricos, los hombres se suicidan el triple que las mujeres, y los hombres de 50 años y más son particularmente vulnerables.

En los países de rentas medias, los jóvenes y las mujeres mayores tienen tasas de suicidio más altas que sus semejantes en las naciones ricas, según el estudio. Y las mujeres por encima de 70 años son más del doble de propensas a cometer suicidio que las mujeres entre 15 y 29 años.

«No importa dónde esté actualmente un país en prevención de suicidio, pueden tomarse medidas efectivas, incluso empezando sólo a nivel local y a pequeña escala», dijo Alexandra Fleischmann, científica en el departamento de salud mental y abuso de sustancias de la OMS.

Otras medidas de prevención incluyen alentar una información responsable sobre suicidios en los medios, como evitar un lenguaje que lo sensacionalice.

Una identificación y gestión temprana de las personas con enfermedades mentales y abuso de drogas y otras sustancias también es importante.

«Mantener el cuidado de los trabajadores sanitarios a través de un contacto regular, incluido por teléfono o visitas a hogares a personas que han intentando suicidarse, junto con provisión de apoyo a la comunidad, son esenciales, porque la gente que ya ha intentado suicidarse está en un mayor riesgo de intentarlo de nuevo», dijo el informe.

El estudio de la OMS se publicó antes del día mundial de prevención del suicidio que se conmemora el 10 de septiembre.