Menor utiliza tecnología puntera y española para rodar linces, lobos y águilas imperiales

Drones y cámaras de última generación han sido necesarios para rodar «WildMed, el último bosque mediterráneo», la nueva producción del cineasta de naturaleza Arturo Menor que asegura haber terminado «un auténtico espectáculo visual y sonoro» después de tres años y medio de trabajo en Sierra Morena.

«Hoy los drones se ven como lo más normal del mundo, pero cuando comenzamos a rodar la película, aquí casi nadie los conocía», ha explicado a Efeverde este biólogo e investigador científico de la Universidad de Huelva, además de productor y director de documentales, «y la verdad es que con ellos se consiguen tomas fabulosas, aún mejores que con los helicópteros, como algunas de las que se pueden ver con águilas imperiales».

La cinta emplea «sliders» o carriles metálicos dotados con plataforma deslizante sobre los que se coloca la cámara «y se manejan a distancia con tabletas, de forma que pueden grabar a animales que huirían ante la presencia humana pero no se asustan ante la de estos dispositivos».

Esta tecnología ha sido suministrada por una empresa catalana que suministró al equipo de una herramienta con la que se consiguieron planos espléndidos.

Entre sus trabajos más destacados figuran «Ecología de la muerte», galardonada en el certamen Bienal Internacional de Cine Científico de Ronda y en el Festival de Cine de Zaragoza, y «Amigas del aire», Premio Fundación Biodiversidad de Innovación, Liderazgo y Comunicación Ambiental al mejor cortometraje y Premio RTVA a la mejor producción andaluza en el Festival Internacional de cine del Aire.

El estreno mundial de «Wildmed, el último bosque mediterráneo» se producirá entre el 1 y el 4 del próximo mes de octubre en la sección oficial del Festival Internacional de Cine de Naturaleza de Vaasa, Finlandia, el principal certamen de este tipo de los países escandinavos y el primero del calendario de otoño en la red de festivales cinematográficos de ciencia y naturaleza.

«Será el primero pero no el último en el que participe, porque ya tenemos cerrada también su presencia después en noviembre en la Bienal de Ronda y estamos arreglando fechas en Madrid, Sevilla y Talavera de la Reina», ha anunciado Menor.

El documentalista ha insistido en que «ésta es una película de gran impacto para verla en el cine, en gran pantalla, para disfrutar de imágenes y sonido, porque es un espectáculo muy elaborado» que ha contado con la participación de expertos en cine de naturaleza como Carlos de Hita.

Es también el triunfo del público que ha contribuido con «crowdfunding» o micromecenazgo a la realización del documental, gracias a lo que han recaudado parte del presupuesto: 9.600 euros, lo que equivale a un 60 % más del objetivo inicial, que han sido destinados a sufragar costes de postproducción del vídeo y el audio.