Perito de construcción – Elaborando informes técnicos y periciales

perito de construcción

 

Al buscar a un profesional bien formado en el área de la edificación, es posible tropezar con diversos inconvenientes, debido a que no cualquiera cumple con las condiciones idóneas. Un perito de construcción ofrecerá el aporte técnico necesario a la hora de levantar una nueva infraestructura o, por otro lado, hacerle mantenimiento ordinario, reformar o reparar una de carácter residencial o comercial, existente.

Por eso, es importante conseguir una empresa seria, capaz de aportar el personal fiable requerido para que la misión tenga éxito. Los peritos de construcción están en capacidad de ejercer la dirección facultativa y la gerencia del proyecto, emitir certificados legales y sugerir mejoras en aras de incrementar la eficiencia energética, gestionar trabajos generales y específicos en las comunidades de propietarios, etc.

Una de sus funciones se corresponde con la elaboración de alguno de los siguientes documentos, después de inspeccionar un inmueble:

  • Informes técnicos: detallan los desperfectos o las patologías existentes en un edificio y las posibles causas que condujeron a esa condición.
  • Pruebas o dictámenes periciales: tienen carácter legal y ofrecen información abundante sobre algún punto o tema que sea objeto de polémica entre bandos que dirimen sus diferencias ante un tribunal. Los abogados solicitantes indicarán exactamente los datos que desean incluir en el legajo.

Los dictámenes periciales son redactados por entes independientes y expertos

Sus conocimientos teóricos y experiencia práctica respecto al asunto controversial deben ser suficientes. De ese modo, quien los haya solicitado o los jueces de la causa podrán basar su decisión sobre hechos que han sido ampliamente cimentados.

Los expertos pueden ser contratados, con esta finalidad, por una persona particular, una determinada empresa o una firma aseguradora. En este caso se les denomina “peritos de parte” y representan un soporte firme que apoya al abogado de la acusación o de la defensa, incrementando sus posibilidades de éxito.

También pueden nombrarse de manera directa por los juzgados, al alcanzarse ciertas etapas del análisis legal de la controversia, llamándoseles “peritos judiciales”. En general, el proceso comprende una fase analítica en la que se realizan las inspecciones que seaperito de construcciónn necesarias y una conclusiva, donde se describen los detalles observados, se propone una solución técnica y se estiman los montos correspondientes a las reparaciones.